30 jul. 2011

Mundo, hoy voy a escribir

Las palabras retruenan en mi interior, tal mismo huracán giran sin parar.

¿Son los sentimientos el motor? o, ¿es la razón?
 la que no cesa, ni para de exclamar : libertad, felicidad, paz y clemencia hacia la buena voluntad.

Todos los días compartimos vivencias y somos partícipes de exabruptos humanos.  La envidia, el resentimiento y la hipocresía son paradigmas de este nuevo mundo que sin descartar su origen desde tiempos rupestres son el vaivén de nuestros días, delimitando lo que somos y seremos en un futuro.

Grupos de personas, que sin importar su credo, nivel socioeconómico, intelectualidad y sexo; manifiestan palabras tan aberrantes que sin ser soeces caen en la penosa  maldad. La sociedad es ahora digno espejo de lo que Sodoma y Gomorra lo fue en aquel entonces; y  es el hombre precursor de dichas doctrinas que pasando desapercibidas marcan la cruda y nefasta REALIDAD MUNDIAL.

No se peca de inteligente pero si de soberbio, se premia el liderazgo más no la tiranía y no se excluye la mentira por ser una verdad a medias.
La vida no es de formas; pero, si de fondos y el mundo no es de ecosistemas; no obstante, si de floras. Recordemos que viveza abunda pero vida no  y la inteligencia es mediocre sin  la  buena voluntad; para con la vida, la humanidad.

Les comparto este enlace, que sé han de disfrutar. Es Salif Keita quién mejor representa la vida tan errante como encontrada en cada uno de los corazones de quienes si la saben apreciar.

No hay comentarios: